50.000 criminales armados hasta los dientes, 25.000 homicidios anuales, 75 por ciento de la   producción mundial de drogas... Sin embargo viajar por carretera ya no es tan peligroso como antaño. "Vive Colombia viaja por ella" ha sido un triunfo del presidente Álvaro Uribe Vélez. Controles y retenes policiales y militares por todas partes. Nunca había viajado tanto por carretera para desgracia de los secuaces de Don Tirofijo. Medellín-Cúcuta, Cúcuta-Bogotá, Bogotá-Cali. Excelentes autobuses y máxima seguridad y confort. Desde Bogotá hasta Pereira y, después de una escala de cinco días en tierras de Risaralda, tres horas más hasta Santiago de Cali. Pereira semillero de mujeres sensuales, golosas, decididas. Pereira "cielo roto" por la lluvia. Pereira ciudad de gente amable, calles limpias, tráfico sosegado. Pereira nació por la voluntad del abogado José Francisco Ramón Vicente Pablo Pereira Martínez, hijo de españoles. Pereira tallada sobre las ruinas de los indios quimbayas y los conquistadores europeos. Pereira cruce de caminos entre los emprendedores antioqueños y los desenfadados vallecaucanos. En la plaza Bolívar de Pereira reposa la famosa estatua de "Bolívar Desnudo" rodeada de un anillo de mangos y palmeras. Del tren sólo queda en Pereira la vieja estación, hoy convertida en biblioteca. En la biblioteca "Ramón Correa Mejía" trabaja Luz Inés, una mujer encantadora, culta, servicial. Cerca de la biblioteca se dan cita en la calle todos los días los miembros de la Asociación de Escribientes Públicos de Pereira. Instancias, quejas, recursos. También alguna carta de amor. Pereira capital de Risaralda, un santuario de la naturaleza. Montañas, ríos, valles, lagunas, bosques, cascadas, fuentes de aguas termales, orquídeas... y campos de yuca, plátano, tomate, lechuga, maíz, repollo. Risaralda aroma de café, pueblos de madera y destino preferente del turismo de aventura y ecológico. Risaralda epicentro de tragedias, seísmos, inundaciones. Nieve todo el año en las cumbres del Santa Isabel y calor sofocante a orillas del sucio y caudaloso río Cauca. Risaralda símbolo del eje cafetero.

          La ubérrima vegetación de  Risaralda, sus frondosas haciendas y cafetales dieron paso a la bochornosa calima del Valle del Cauca en dirección a Santiago de Cali. Buga está a dos horas de Pereira y a una de Cali, pero todos los días arriban peregrinos desde todos los rincones de Colombia. En el hotel Perugino’s Plaza, Milena me recibió con una sonrisa. ¿Treinta años? ¿Treinta y cinco? ¿Cuarenta? Ignoro la edad de Milena, pero qué lindos ojos, qué linda boca, qué lindos pechos, qué linda cintura, qué lindas piernas... Qué minifalda más escandalosa... Estuve a punto de salir corriendo de Cali. ¿Por culpa de Milena? Oh, no,  Dios la bendiga por muchos años. La culpa la tuvo las telecomunicaciones, el sistema. El sistema de teléfonos celulares, el sistema de los cajeros automáticos de los bancos, el sistema de la televisión del hotel. Ni pude llamar a Muñequita Linda nada más llegar a Cali ni sacar dinero en ningún banco ni ver las noticias en la televisión planetaria. "Pero ¿qué mierda de sistemas hay en Cali?" –me pregunté mismamente a mi mismo. Marcharme de Cali hubiera sido un error porque la gente es amable, las calles están limpias y hay bellos rincones en muchas partes. ¿Cuándo empezarán los bogotanos a tener buenos modales como los caleños en la calle? Nada de apretujones ni  malas miradas ni salir disparados cuando se les pregunta algo. No deje de visitar Chipichape, una fulgurante galaxia de tiendas, bancos, restaurantes, jardines, fuentes de agua, atracciones de feria, casino y una colección de hembras de rompe y rasga pa’rriba y pa’bajo. Negras y blancas de apretados culazos, ombligos a la intemperie, pantalones descaderados hasta el vientre profundo. Disfrute de la belleza del sitio, pero no se le ocurra preguntar por los precios. En Cali todo es caro. Taxi, hoteles, restaurantes, teléfono, internet, comprar ropa. Conozca la ciudad a pie y en autobuses. ¿Qué es usted un anarfaveto y no sabe leer los carteles de los autobuses? Fíjese en los colores. Amarillo y crema, blanco y negro, crema y rojo... ¿Quiere atravesar la ciudad de norte a sur? Pues tome el autobús blanco y negro. ¿Tiene una cita con su novia en Mariano Ramos? Súbase a un autobús de la ruta crema y roja. Sencillito el sistema, ¿no? De noche no se le ocurra caminar por ninguna parte ni solo ni en compañía sólo de tres o cuatro amigos. Hay pandillas de jóvenes delincuentes y media docena de individuos no son nada frente a la contundencia de los asaltantes, dotados de  cuchillos y armas de fuego. Cali ha tomado el relevo de Medellín en materia de violencia  e inseguridad. Pero tampoco confíe en los bancos. Me lo contó el administrador del hotel Perugino’s Plaza. Entró en un banco de postín a cobrar un cheque. Le dieron un billete falso de 20.000 pesos (unos ocho dólares, un pellizco en Colombia). Más tarde reclamó, pero ni puñetero caso. El gerente le dio un consejo, válido hoy para caleños y forasteros. "Compruebe siempre la autenticidad de los billetes antes de abandonar el banco". ¿Qué le parece? ¿Cómo le parece? Mirar billete por billete al trasluz delante del resto de clientes... y que luego lo asalten a la salida por no ser discreto... ¡¡Qué belleza!!... Pero no se desanime. Cali bien merece una cena en la zona rosa, y disfrutar luego de la brisa en la plaza Bolívar, y pasear con su novia cogidos por la cintura. ¿Cómo se puede ser maricón en Cali habiendo tantas mujeres bonitas?

REPORTAJE DE CALLEJEROS UNA VERDAD DE PEROGRULLO

INAUDITO ALGUNOS CREEN QUE VIVEN EN COPENHAGUE

PROPUESTA DE TOQUE DE QUEDA EN CALI POR LA OLEADA DE VIOLENCIA

ALCALDE COLOMBIANO – I PARTE

DESTITUIDO POR CORRUPCIÓN – II PARTE

ALCALDITO QUIERE EMIGRAR A ESPAÑA – III PARTE


____________________________________________________________


RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

AGENCIA BK DETECTIVES ASOCIADOS

AGENCIA BK DETECTIVES